Ante el impulso
de cortar vientos
serena la paloma.

– Miguel Isaza